Salsa Tzatziki

  • Salsa Tártara

  • Salsa Agridulce

  • Salsa Curry

  • Salsa Escabeche

  • Salsa Chandetroi


  • "Salsa Tzatziki"


    Salsa Tzatziki


    Aquí tienes la receta completa para preparar en casa la popular salsa tzatziki, una receta de origen griego que se prepara de forma sencilla y que resulta exquisita. Con esta salsa tan versátil podrás acompañar multitud de platos y recetas.

    Ingredientes:

    - Dos yogures griegos naturales
    - Dos pepinos grandes
    - Dos dientes de ajo
    - Zumo de medio limón
    - 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva virgen
    - Pimienta negra molida
    - Sal
    - Un poco de eneldo o menta picada (Opcional)



    Preparación:

    La salsa tzatziki es una de las salsas de origen griego más conocidas, y es una salsa que se suele tomar con pan de pita o bien para acompañar carnes, normalmente de pollo. La cocina griega tiene muchos platos donde el tzatziki está presente, como pueden ser los dolmades, la taramosalata o los gyros, que son similares a los kebab. Es una receta sencilla de hacer y muy sabrosa y fresca, que podrás preparar rápidamente, si nunca la has probado vas a quedar encantado con el sabor de la misma. A continuación te detallamos paso a paso como hacerla.

    Comenzamos pelando los dos dientes de ajo y los picamos bien, y los echamos en un mortero con un poco de sal gruesa y lo machacamos bien, y cuando estén triturados los echamos en un recipiente. Después pelamos los pepinos, los abrimos y les quitamos todas las semillas, para después rallarlos bien y dejarlos escurrir en un escurridor. Les agregamos un puñado de sal y mezclamos, así soltaran todo el líquido, ya que queremos que queden bien escurridos, para que la salsa no quede liquida.

    En el mismo recipiente donde tenemos el ajo machacado vamos a echar los dos yogures, el zumo de limón, el aceite de oliva, la pimienta y un poco de eneldo o menta picada de forma opcional, removemos todo para mezclar bien y dejamos enfriar bien en la nevera hasta que los pepinos rallados ya no suelten más agua, lo que comprobaremos aplastándolos sobre el colador y viendo si ya están bien secos.



    Añadimos al otro recipiente los pepinos rallados y bien escurridos, y volvemos a mezclar todo lo mejor posible para que la salsa quede bien homogénea. La probamos para ver si es necesario corregirle el sabor y al acabar de prepararla la llevamos a la nevera hasta la hora de servirla, siendo aconsejable dejarla al menos un par de horas o tres para que se intensifique el sabor. La salsa tzatziki podemos emplearla para servir como aperitivo con unas tiras de pan de pita o similar, o bien con trozos de zanahoria para mojar.