Salsa Tártara

  • Salsa Tártara

  • Salsa Agridulce

  • Salsa Curry

  • Salsa Escabeche

  • Salsa Chandetroi


  • "Salsa Tártara"

    Esta es la receta tradicional con la que preparar la conocida salsa tártara, una de esas salsas de gran tradición gracias a su versatilidad, ya que combina perfectamente con todo tipo de platos, tanto de carne como de pescado como verduras.
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Media
    • 4.6/5
    • 34 votos


    Receta de Salsa Tártara

    Actualización: 24/03/2017

    La salsa tártara es una salsa con mucha tradición, una de las más antiguas que se conservan en la actualidad, y es una salsa con la que se pueden acompañar recetas de carnes, pescados y verduras. A continuación os mostramos como hacerla de forma sencilla.

    Ingredientes:

    - 225 gramos de mayonesa
    - 25 gramos de mostaza
    - 60 gramos de cebolla
    - 30 gramos de pepinillos en vinagre
    - 30 gramos de alcaparras
    - 20 gramos de perejil fresco
    - Un huevo cocido



    Preparación:

    Esta salsa tártara que vamos a enseñaros a preparar es una salsa muy versátil en cuanto a su empleo, ya que puede servirse con platos de pescado, verduras, carnes… y además es una salsa con mucha historia, ya que se consume desde hace siglos. La base de la misma es la mayonesa, por lo que si vamos a emplear una mayonesa casera, debemos prepararla antes de nada para tenerla lista y preparar la salsa tártara a partir de ella. Otra opción es emplear una mayonesa comprada en el supermercado, que las hay de buena calidad y nos permiten hacer una salsa con una mejor conservación posterior.

    También vamos a necesitar un huevo cocido para preparar nuestra salsa, por lo que os recomendamos tenerlo ya listo un rato antes, para que esté frio a la hora de agregarlo con los otros ingredientes. Pondremos a escurrir tanto las alcaparras como los pepinillos que emplearemos, y aprovechamos también para pelar la cebolla y cortar el trozo necesario para la preparación. Y por último lavamos bien un poco de perejil fresco y lo dejamos escurrir después.

    Partiendo de tener lista la mayonesa, ya sea casera o comprada, echamos la cantidad indicada en un recipiente de tamaño adecuado para mezclar los ingredientes que conforman la salsa. Le agregamos la mostaza, de la que os recomendamos emplear una buena mostaza de Dijon, y mezclamos bien ambos ingredientes. Después vamos a echar en una picadora la cebolla pelada, los pepinillos, las alcaparras, el perejil y el huevo cocido pelado, y vamos a triturarlo todo.


    Una vez tenemos todos estos ingredientes bien picados, de forma que no queden trozos grandes de ninguno de ellos, vamos a echar todo el contenido de la picadora en el recipiente donde teníamos mezclada la mayonesa y la mostaza, y de nuevo vamos a volver a mezclarlo todo para acabar de formar nuestra salsa tártara. Una vez que tengamos la salsa bien homogénea, la probamos por si necesitamos corregirle alguno de los ingredientes y la echamos en un recipiente para conservarla en la nevera hasta la hora de servirla. Si has empleado mayonesa casera no es recomendable consumirla más allá de los dos o tres días de su preparación.

    Salsa Tártara de Yogur


    Si te gusta la salsa tártara tradicional pero quieres prepararla con menos calorías, te proponemos hacer esta interesante salsa tártara de yogur, con la que puedes mantener casi todo el sabor original pero con menos aporte calórico. La preparación es similar aunque el cambio básico es el empleo de yogur en lugar de mayonesa en su preparación.



    Ingredientes:

    - Dos yogures naturales
    - 50 gramos de cebolla o cebolleta
    - 25 gramos de pepinillos en vinagre
    - 25 gramos de alcaparras
    - 10 gramos de perejil fresco
    - 15 ml de vinagre
    - 15 ml de aceite de oliva virgen
    - Una pizca de sal

    Preparación:

    Como tantas otras salsas, la salsa tártara se puede preparar tanto de la forma tradicional como de otras formas diferentes, ya que cualquiera de sus variantes lo que hacen es cambiar o añadir algunos de sus ingredientes originales, intentando mantener dentro de lo posible la base de la misma, pero hacerla un tanto diferente. En el caso de esta salsa tártara de yogur la principal diferencia es que se consigue una salsa menos calórica y algo menos densa, pero se puede emplear con todo tipo de platos, al igual que la tradicional.

    Seguir leyendo...