Salsa Romesco

  • Salsa Tártara

  • Salsa Agridulce

  • Salsa Curry

  • Salsa Escabeche

  • Salsa Chandetroi


  • "Salsa Romesco"

    La salsa romesco es una típica salsa que se prepara en la zona de Cataluña, una de las salsas más tradicionales de la región, y que se emplea para acompañar sobre todo platos de pescado y de verduras. Te detallamos su preparación tradicional paso a paso, verás que estupendo sabor tiene.
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Media
    • 4.5/5
    • 28 votos


    Receta de Salsa Romesco

    Actualización: 24/03/2017

    Esta es la receta completa para hacer la tradicional salsa Romesco. Esta es una típica salsa de origen catalán que puedes utilizar para acompañar todo tipo de platos.

    Ingredientes:

    - 250 ml de aceite de oliva virgen
    - 100 ml de vinagre
    - Tres tomates maduros
    - Una cabeza de ajos
    - Un par de ñoras
    - 15 gramos de avellanas tostadas
    - 15 gramos de almendras tostadas
    - 10 gramos de pan tostado o frito
    - Una cucharadita de pimentón dulce
    - Media guindilla o cayena
    - Sal



    Preparación:

    La salsa romesco es una salsa con mucha tradición en la zona de Cataluña, en especial en la región de Tarragona, de donde se considera que es originaria. Es una salsa muy sabrosa que se emplea en casi todo tipo de platos de pescado, carne y verdura, por lo que es muy valorada como acompañamiento de muchas recetas. La receta puede variar según la zona de la que sea tradicional, variando algún ingrediente de una preparación a otra, pero la base suele ser la misma.

    Hay que empezar dejando las ñoras en remojo durante varias horas, para que se hidraten y podamos sacarles la pulpa. Normalmente con unas 3 o 4 horas debe ser suficiente, aunque si puedes dejarlas más siempre será mejor. Una vez las tengamos hidratadas les quitamos las semillas y sacamos la pulpa con la ayuda de una cuchara pequeña o un cuchillo, y la reservamos. Si lo prefieres puedes emplear también carne de ñoras, que se comercializa en botes en los supermercados.

    Lo siguiente que haremos será meter en el horno tanto los tomates como la cabeza de ajos, colocados en una bandeja metálica, donde los hornearemos a 200ºC tras precalentar el horno. Aproximadamente tendremos los ajos listos en unos 20 minutos, mientras que los tomates estarán hechos entre 25 y 30 minutos aproximadamente, según su tamaño. Tradicionalmente se preparan cubriéndolos de papel de aluminio y metidos en brasas o en un horno de leña, dónde adquieren un sabor especial.


    Al acabar dejamos enfriar los tomates y después vamos a echarlos sin piel en el vaso de la batidora junto a la pulpa de las ñoras, los ajos pelados, las avellanas, las almendras y el pan tostado o frito, que puedes hacerlo en casa o emplear unos croutons comprados en el supermercado, y batimos bien para formar una crema con ellos. Agregamos después el vinagre, el aceite de oliva virgen, el pimentón dulce y media guindilla o cayena, y volvemos a batirlo todo para dejar ya lista nuestra estupenda salsa romesco, que seguro os va a encantar.

    Salsa Romesco para Calçots


    Esta es una variante de la salsa romesco tradicional, que se prepara cuando se va a servir junto a los típicos calçots (o calsots), un plato tradicional de la gastronomía catalana. Aunque básicamente es similar, de esta forma se consigue hacer de forma menos densa y con un toque más agridulce, ya que es la forma ideal de comer este plato.



    Ingredientes:

    - Cuatro tomates maduros
    - Cuatro dientes de ajo
    - Una ñora
    - 50 ml de aceite de oliva virgen
    - 30 ml de vinagre
    - 30 ml de agua
    - 25 gramos de avellanas tostadas
    - 25 gramos de almendras tostadas
    - 25 gramos de pan tostado o frito
    - Una cucharadita de pimentón dulce
    - Sal

    Preparación:

    Cuando se prepara la salsa romesco para servirse junto a unos calçots, se emplea esta variante de la receta, que también se denomina "salvitxada", que es prácticamente igual el resultado tiene un sabor más intenso y una textura menos densa. Si te animas a prepararla verás que se hace casi de la misma forma y los ingredientes son prácticamente los mismos.

    Seguir leyendo...