Salsa Chimichurri

  • Salsa Barbacoa

  • Salsa Roquefort

  • Mojo Picón

  • Salsa Chimichurri

  • Salsa de Champiñones


  • "Salsa Chimichurri"


    Salsa Chimichurri


    Ahora vamos a detallaros como preparar una rica salsa chimichurri, una conocida salsa de origen argentino, ideal para acompañar carnes asadas y darles un toque picante que resulta muy sabroso.

    Ingredientes:

    - 250 ml de aceite de oliva virgen
    - 125 ml de vinagre de vino
    - Zumo de un limón
    - 3 o 4 dientes de ajo
    - 50 gramos de perejil fresco
    - Una cucharada de chile rojo
    - Una cucharada de orégano
    - Una cucharadita de pimentón dulce
    - Media cucharadita de pimienta negra molida
    - Sal



    Preparación:

    Esta salsa chimichurri es una de las mejores salsas que puedes emplear para los momentos en los que tengas invitados y los quieras sorprender con una rica carne a la barbacoa, asada o al horno, ya que es una de las mejores opciones para acompañarla. Es una salsa que también se emplea para dar un toque especial a ensaladas, aunque sobre todo se emplea para acompañar carnes. Aquí vamos a detallaros como preparar esta receta tradicional argentina en casa paso a paso, para que podáis disfrutar de la misma y sorprender a vuestros comensales. Aunque hace años se conocía sobre todo en sudamérica, en la actualidad es una salsa muy reconocida en todo el mundo.

    Empezaremos limpiando el perejil fresco, lo que haremos lavándolo bajo el grifo para quitarle la suciedad que tuviera, y después lo escurrimos y le quitamos los tallos, ya que únicamente nos interesaa emplear para lasalsa las hojas del perejil, las cuales cuando estén bien escurrias las picaremos bien finitas y las echamos en un bol de buen tamaño. Después pelamos los ajos y los picamos también en trozos bien pequeños, lo más pequeños que podamos, y al finalizar los añadimos al bol. Continuamos vertiendo en el recipiente el orégano seco, el pimentón dulce y la pimienta negra molida que indicamos en el listado de ingredientes.

    Removeremos bien para que todos los ingredientes anteriores se mezclen lo mejor posible entre ellos, y después vamos a agregar el chile rojo, bien picado o bien en forma de pasta de chile en caso de no disponer de chile fresco. Agregamos además el vinagre de vino y el zumo de un limón recién exprimido, volvemos a mezclarlo todo para que se vaya formando la salsa, y finalmente añadimos el aceite de oliva virgen, removiendo otra vez para acabar de formar la salsa chimichurri. Podemos ajustar todos estos ingredientes en función de nuestros gustos, para dejar la salsa tal y cómo más nos guste tomarla.


    Una vez que tenemos la salsa chimichurri ya preparada, la vertemos en un recipiente de cristal con tapadera, y lo dejamos en el frigorífico al menos desde la noche antes de servir esta salsa, para que terminen de mezclarse los sabores y la salsa adquiera la consistencia adecuada. Es una salsa que se puede conservar fácilmente varios días en la nevera sin problemas, por si queremos preparar mayor cantidad y reservarla. A la hora de emplearla se puede echar directamente en las carnes una vez que las tengamos ya asadas o cocinadas, o bien untarles el chimichurri antes de colocarlas en la barbacoa o las brasas, lo que les dará un toque realmente riquísimo, ya que la carne tomará mucho más su sabor al cocinarse con la misma ya untada previamente.