Salsa Cuatro Quesos

  • Salsa Boloñesa

  • Salsa Cuatro Quesos

  • Salsa Pesto

  • Salsa de Verduras

  • Salsa Arrabiata


  • "Salsa Cuatro Quesos"


    Salsa Cuatro Quesos


    Esta salsa cuatro quesos resulta perfecta como acompañamiento para nuestras recetas de pasta, sobre todo para los que les guste especialmente el queso, ya que disfrutarán de esta estupenda mezcla de ellos.

    Ingredientes:

    - 300 ml de nata para cocinar
    - 50 gramos de mantequilla
    - 100 gramos de queso emmental
    - 100 gramos de queso parmesano
    - 100 gramos de mozzarella
    - 100 gramos de queso de cabra
    - Una cebolla
    - Sal
    - Pimienta molida
    - Aceite de oliva virgen



    Preparación:

    Ahora vamos a detallar la preparación de la conocida salsa cuatro quesos, una salsa realmente rica con la que se suelen acompañar todo tipo de platos de pasta principalmente. La receta se puede preparar mezclando casi cualquier tipo de quesos, por lo que podemos darle un toque diferente de una vez a otra, cambiando uno o varios de los quesos que la conforman. Esta que vamos a preparar ahora es sencilla de hacer y tiene un sabor más bien suave.

    Para comenzar hay que pelar la cebolla y picarla en trocitos bien pequeños, aunque si te gusta dejarla picada en trozos más grandes para apreciarlos mejor al ahora de comer la salsa, puedes hacerlo, siempre hazlo a tu gusto. Al acabar vamos a poner a derretir la mantequilla con un chorrito de aceite de oliva virgen en una sartén o cacerola de buen tamaño, y cuando esté fundida agregamos la cebolla y echamos sal por encima.

    Vamos a cocinarla a fuego medio hasta que se poche y se dore un poco, para lo que iremos removiendo de vez en cuando para que no se nos pegue. Cuando esté blandita la cebolla vamos a echar un poco de pimienta negra recién molida e iremos agregando los cuatro tipos de quesos troceados, para que se vayan fundiendo más fácilmente. Lo hacemos a fuego medio-suave, para que se vayan mezclando poco a poco y no se nos quemen.


    Una vez tengamos todos los quesos bien fundidos, añadimos por último la nata para cocinar, subimos la potencia el fuego un poco y removemos bien para que se vaya terminando de formar la salsa cuatro quesos. En unos minutos estará la salsa bien formada, entonces podemos dejarla con la textura que queramos, añadiendo un poco más de nata si lo necesita, o incluso un poco de leche si queremos dejarla un poco más líquida. Y al acabar ya podemos servirla en caliente por encima de un buen plato de pasta por ejemplo, verás cómo queda realmente deliciosa.