Salsa Cuatro Quesos

  • Salsa Boloñesa

  • Salsa Cuatro Quesos

  • Salsa Pesto

  • Salsa de Verduras

  • Salsa Arrabiata


  • "Salsa Cuatro Quesos"

    La salsa cuantro quesos es una salsa que combina bien con todo tipo de platos de pastas, aunque también puedes emplearla en menor medida en otros platos diferente. Lo bueno de esta salsa es que se prepara de forma muy fácil y que para prepararla se pueden emplear quesos de lo más variado. Esperamos que os guste la receta.
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Media
    • 4.7/5
    • 28 votos


    Receta de Salsa Cuatro Quesos

    Actualización: 03/04/2017

    Esta salsa cuatro quesos resulta perfecta como acompañamiento para nuestras recetas de pasta, sobre todo para los que les guste especialmente el queso, ya que disfrutarán de esta estupenda mezcla de ellos.

    Ingredientes de la receta de Salsa Cuatro Quesos:

    • 300 ml de nata para cocinar
    • 50 gramos de mantequilla
    • 100 gramos de queso emmental
    • 100 gramos de queso parmesano
    • 100 gramos de mozzarella
    • 100 gramos de queso de cabra
    • Una cebolla
    • Sal
    • Pimienta molida
    • Aceite de oliva virgen



    Preparación:

    Si quieres aprender como hacer salsa de queso, a continuación vamos a detallar la preparación de la conocida salsa cuatro quesos, una salsa realmente rica con la que se suelen acompañar todo tipo de platos de pasta principalmente. La receta se puede preparar mezclando casi cualquier tipo de quesos, por lo que podemos darle un toque diferente de una vez a otra, cambiando uno o varios de los quesos que la conforman. Esta que vamos a preparar ahora es sencilla de hacer y tiene un sabor más bien suave.

    Para comenzar hay que pelar la cebolla y picarla en trocitos bien pequeños, aunque si te gusta dejarla picada en trozos más grandes para apreciarlos mejor al ahora de comer la salsa, puedes hacerlo, siempre hazlo a tu gusto. Al acabar vamos a poner a derretir la mantequilla con un chorrito de aceite de oliva virgen en una sartén o cacerola de buen tamaño, y cuando esté fundida agregamos la cebolla y echamos sal por encima.

    Vamos a cocinarla a fuego medio hasta que se poche y se dore un poco, para lo que iremos removiendo de vez en cuando para que no se nos pegue. Cuando esté blandita la cebolla vamos a echar un poco de pimienta negra recién molida e iremos agregando los cuatro tipos de quesos troceados, para que se vayan fundiendo más fácilmente. Lo hacemos a fuego medio-suave, para que se vayan mezclando poco a poco y no se nos quemen.


    Una vez tengamos todos los quesos bien fundidos, añadimos por último la nata para cocinar, subimos la potencia el fuego un poco y removemos bien para que se vaya terminando de formar la salsa cuatro quesos. En unos minutos estará la salsa bien formada, entonces podemos dejarla con la textura que queramos, añadiendo un poco más de nata si lo necesita, o incluso un poco de leche si queremos dejarla un poco más líquida. Y al acabar ya podemos servirla en caliente por encima de un buen plato de pasta por ejemplo, verás cómo queda realmente deliciosa.

    Receta de Salsa Cuatro Quesos sin Nata

    Esta es una receta para preparar la salsa cuantro quesos que ya os habíamos propuesto pero de una forma más ligera en cuanto a calorías, lo que se consigue dejando de emplear nata en su preparación. Es una salsa interesante para tus platos de pasta que podrás aprender a hacer de forma sencilla.
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Media
    • 4.6/5
    • 17 votos


    A continuación vamos con una versión mucho más ligera de nuestra salsa cuatro quesos, en la que vamos a sustituir la nata por otros ingredientes, con lo que conseguimos que la salsa tenga muchas menos calorías.

    Ingredientes de la receta de Salsa Cuatro Quesos sin Nata:

    • 750 ml de leche
    • 100 gramos de queso emmental
    • 100 gramos de queso parmesano
    • 100 gramos de mozzarella
    • 100 gramos de queso de cabra
    • 50 gramos de mantequilla
    • 50 gramos de harina
    • Una cebolla
    • Sal
    • Pimienta molida


    Preparación:

    Vamos ahora con una receta para hacer una salsa cuatro quesos en versión ligera, para que nos resulte una salsa igual de rica pero con muchas menos calorías, que son las que aporta la nata para cocinar. En su lugar vamos a hacer como una bechamel para sustituirla, que aunque no sea especialmente ligera, sí que va a darnos una textura muy similar además de aportar menos calorías que la nata o crema de leche. Sin duda es una opción interesante que si quieres probar te detallamos ahora cómo hacerla en casa.

    Aunque vamos a emplear lo cuatro tipos de quesos que os detallamos arriba en la lista de ingredientes, podéis sustituir alguno de ellos por otro que os guste más o que tengáis en casa, cada uno que emplee los que prefiera. Comenzaremos picando la cebolla en trozos pequeños, lo que haremos tras pelarla y desechar sus capas exteriores. La picaremos del tamaño que queramos, dependiendo si queremos que sea más o menos apreciable al comer la salsa junto al plato al que vaya a acompañar.

    En una cacerola o sartén de tamaño adecuado vamos a echar la mantequilla con un chorrito de aceite de oliva virgen y ponemos a calentar a fuego medio. Una vez tengamos la mantequilla bien derretida echamos la cebolla picada y la comenzamos a pochar, para lo que agregamos sal por encima para ayudarnos. Sin dejar de remover de vez en cuando esperamos a que quede bien tierna, hasta que cambie de color y quede como transparente. Añadimos la harina y la cocinamos a fuego suave un par de minutos, removiendo para que se mezcle bien.

    Entonces agregamos la leche, mejor si está a temperatura ambiente o templada y continuamos removiendo hasta que comience a espesar. Lo mejor es emplear unas varillas para que no queden grumos en este paso. Salpimentamos al gusto y cuando la mezcla esté más espesa vamos a añadir los quesos troceados previamente, y mantenemos a fuego suave y removiendo para que se mezclen bien con los demás ingredientes y quede con la textura adecuada.

    Esperamos unos minutos hasta que queden bien integrados y mezclados, y corregimos el punto de sal de la salsa. Si hiciera falta espesarla más la dejamos a fuego lento unos minutos más, y si nos queda muy densa le vamos a agregar un poco más de leche para dejarla al gusto, en ese momento apartamos del fuego y podemos servirla ya en nuestro plato de pasta o en el que vayamos a emplear la salsa, o bien la reservamos hasta que la vayamos a servir, lo que haremos siempre bien caliente.