Salsa de Yogur

  • Salsa Rosa

  • Salsa de Yogur

  • Salsa César

  • Vinagreta de Mostaza

  • Vinagreta Francesa


  • "Salsa de Yogur"

    Si quieres preparar una salsa perfecta para tus ensaladas, que sea sencilla de hacer, muy sabrosa y que no sea demasiado calórica, la salsa de yogur que te proponemos a continuación te va a resultar una opción ideal.
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Media
    • 4.6/5
    • 28 votos


    Receta de Salsa de Yogur

    Actualización: 18/04/2017

    Esta receta de salsa de yogur resulta perfecta para acompañar nuestras recetas de ensaladas sobre todo, aunque también se puede emplear para servir junto a un kebab, una fajita o un plato de falafel, por ejemplo. Aquí tienes la receta detallada paso a paso.

    Ingredientes de la receta de Salsa de Yogur:

    • 50 ml de aceite de oliva
    • Tres yogures naturales
    • Tres dientes de ajo
    • Zumo de un limón
    • Sal
    • Pimienta negra molida
    • Perejil (Opcional)



    Preparación:

    Vamos a preparar una rica salsa de yogur que podrás emplear para acompañar todo tipo de ensaladas o recetas con filetes de pollo por ejemplo, además de poder servirla junto con otros platos internacionales como puede ser el kebab o el falafel, incluso unas fajitas, a los que les viene bien su toque agridulce. Existen varios tipos de recetas de salsa de yogur, pero esta que te traemos a continuación es la más básica y la que se suele preparar normalmente, ya que hay otras con ingredientes adicionales que surgen a partir de la que te vamos a detallar paso a paso como preparar.

    La preparación la haremos utilizando la batidora, por lo que empezaremos echando en el vaso de la misma los ingredientes que vayamos a emplear. Agregamos los yogures naturales, que pueden ser azucarados si quieres que la salsa no quede tan ácida al final, e incluso puedes emplear yogures griegos si quieres obtener una textura más densa al acabar de preparar la salsa. Con el tiempo y la practica iras haciendo la salsa más a tu gusto ajustando los ingredientes necesarios.

    Después agregamos los dientes de ajo pelados, el zumo de un limón no muy grande, el aceite de oliva y salpimentamos al gusto. Una vez tenemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora comenzamos a batirlo todo hasta que nos quede bien mezclado y triturado, con una textura homogénea y más bien densa. Lo mejor es probar la salsa una vez lo tengamos todo batido y corregirle si necesita el punto de sabor para dejarla a nuestro gusto. Si quieres puedes agregarle un poco de perejil fresco picado, para darle un toque extra de sabor.


    Si necesitas hacerla más líquida puedes agregar un poco más de zumo de limón o de aceite, por el contrario si necesitas hacerla más densa, tendrás que añadir más yogur, y volver a batir hasta dejarla como te guste. Cuando tengamos lista la salsa de yogur la echaremos en un recipiente cerrado y la dejamos en la nevera que se enfríe del todo, hasta la hora de servirla, y la que te sobre la podrás mantener durante días en el frigorífico sin que se ponga mala, ya que tiene una buena conservación.

    Salsa de Yogur Ligera

    A continuación os detallamos como preparar una versión más ligera de la salsa de yogur, para que puedas utilizarla para acompañar tus ensaladas y otros platos y cuidar un poco más tu dieta, ya que esta receta tiene menos calorías que la salsa de yogur más típica, manteniendo un buen sabor y una textura similar. Si la pruebas te va a encantar.

    Ingredientes de la receta de Salsa de Yogur Ligera:

    • Dos yogures naturales desnatados
    • Dos dientes de ajo
    • Un par de cebollinos
    • Dos cucharadas de zumo de limón
    • Pimienta negra molida
    • Sal

    Preparación:

    La salsa de yogur es una estupenda salsa que se suele emplear para acompañar diferentes ensaladas, con las que combina perfectamente, aunque también puede emplearse con otros tipos de platos más variados. En esta ocasión os proponemos una salsa de yogur ligera, algo diferente a la típica que se suele preparar, ya que aunque mantiene un sabor similar se prepara de forma que tiene muchas menos calorías, lo que la hacen ideal para cuidar la dieta y comer de forma más saludable.

    Seguir leyendo...