Salsa Barbacoa

  • Salsa Barbacoa

  • Salsa Roquefort

  • Mojo Picón

  • Salsa Chimichurri

  • Salsa de Champiñones


  • "Salsa Barbacoa"


    Salsa Barbacoa


    La salsa barbacoa es todo un clásico para acompañar a la carne, sobre todo la que se prepara en la barbacoa, aunque combina perfectamente con carne a la plancha, asada, al horno o cocinada de cualquier forma. Aquí tienes su preparación detallada paso a paso.

    Ingredientes:

    - Una cebolleta grande
    - Dos dientes de ajo
    - Tres cucharadas de tomate frito
    - Cuatro cucharadas de ketchup
    - Una cucharada de azúcar moreno
    - Dos cucharadas de salsa inglesa
    - Dos cucharadas de aceite de oliva
    - Tres cucharadas de miel
    - Una cucharadita de sal
    - Una cucharadita de pimienta negra molida
    - Una cucharada de pimentón dulce




    Preparación:

    La salsa barbacoa es una de las salsas más famosas y empleadas a la hora de acompañar todo tipo de carnes, sobre todo costillas al horno o asadas, siendo las costillas a la barbacoa uno de esos platos conocidos en todo el mundo. También se emplea en otros platos tan diferentes como pueden ser las pizzas, donde se emplea para dar sabor, e incluso las frituras, dónde se suele servir como acompañamiento para mojar las mismas, por lo que es una salsa que es bastante versátil en cuanto a sus usos en platos diferentes.

    Para hacerla vamos a comenzar pelando una buena cebolleta quitándole la capa exterior y después la picamos en trocitos que sean lo más pequeños que podamos. Pelamos también un par de dientes de ajos, que picaremos al igual que hicimos con la cebolleta, en trocitos pequeños. Al acabar de picar estos ingredientes echamos un buen chorreón de aceite de oliva virgen en una sartén, y vamos a sofreírlos a fuego medio, añadiendo por encima el azúcar moreno y removiendo bien para que se mezclen los ingredientes.

    Iremos removiendo de vez en cuando par que no se nos pegue nada en el fondo de la sartén, y cuando pasen unos 10 minutos, que la cebolla empiece a caramelizarse, vamos a apartar la sartén del fuego y entonces vamos a salpimentar al gusto y remover para que se integren sus sabores en la mezcla anterior. Una vez lo hayamos hecho, agregaremos a la mezcla resultante la salsa de tomate, que puede ser hecho casero o bien comprado en el supermercado y, la miel, el pimentón dulce y la salsas inglesa, también conocida como salsa Worcestershire.



    Con la batidora vamos a triturar todos los ingredientes directamente en la sartén, o si lo prefieres en un vaso apto para la batidora. Lo trituramos todo hasta dejarlo bien pasado formando una salsa bastante homogénea, probamos la misma por si tuviéramos que corregirle el punto de alguno de los ingredientes, y cuando tengamos la salsa barbacoa a nuestro gusto la vamos a echar en el recipiente en el que la vayamos a servir a la hora de comerla. Mientras tanto la guardamos en la nevera y la que nos sobre la podemos mantener varios días en frío metida en un tarro con tapadera.