Salsa Brava

  • Salsa Tártara

  • Salsa Agridulce

  • Salsa Curry

  • Salsa Escabeche

  • Salsa Chandetroi


  • "Salsa Brava"


    Salsa Brava


    Con esta receta vamos a enseñaros a preparar en casa una rica salsa brava, una salsa muy tradicional de nuestra gastronomía que se emplea como acompañamiento de muchos platos, sobre todo las patatas, en las famosas patatas bravas.

    Ingredientes:

    - 200 gramos de tomate triturado
    - Una cebolla
    - Un diente de ajo
    - Una guindilla o cayena
    - Dos cucharadita de pimentón picante
    - Una cucharaditas de pimentón dulce
    - Una cucharadita de azúcar
    - Una cucharadita de sal
    - Un chorrito de vinagre
    - Aceite de oliva virgen



    Preparación:

    Esta es una receta de las más tradicionales para preparar la conocida salsa brava, un tipo de salsa muy característica de nuestra gastronomía, que muchas veces nos sirven en los bares sin parecerse a la auténtica salsa brava. Hay variantes de la misma que difieren en algún ingrediente en su preparación, pero todas ellas tienen una base de ingredientes que no cambia, por lo que son bastante similares en general, pero cada una tiene su toque especial. En algunos casos se emplea caldo de cocido para preparar la salsa, pero en esta receta no lo vamos a emplear, y el resultado verás que es estupendo.

    Empezaremos pelando tanto la cebolla como el ajo, que después vamos a picar en trozos no demasiado pequeños, que queden más bien medianos. Al finalizar con este paso vamos a poner a dorar los mismos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen, pero lo haremos a fuego suave para que no se quemen y se vayan dorando poco a poco, removiendo de vez en cuando para cocinarlos bien por todos lados. Una vez hayan tomado buen color agregaremos a la sartén la guindilla y el pimentón dulce y el pimentón picante, y vamos a mezclar bien y dejar cocinar un par de minutos a fuego suave.

    A continuación añadiremos a la sartén el tomate triturado, que puede ser de lata o bien natural, en cuyo caso habremos triturado previamente los tomates tras lavarlos bajo el grifo para dejarlos bien limpios. Agregamos también la sal y el azúcar, removemos de nuevo para dejarlo bien mezclado y mantenemos la cocción a fuego lento alrededor de unos 10 minutos más o menos, para que el tomate se vaya cocinando bien y cogiendo cuerpo a medida que vaya evaporando el agua que contiene, así se espesará poco a poco.



    Cuando tengamos la salsa con una textura más bien espesa, agregamos el vinagre, del tipo que nos guste emplear habitualmente, lo mezclamos bien y retiramos la sartén del fuego. Por ultimo hay que batir toda la mezcla de ingredientes, lo que podemos hacer en la misma sartén, o bien pasarlo todo al vaso de la batidora y batirlo allí, que es lo más cómodo. Batiremos hasta dejar todo bien triturado formando una salsa consistente y bien homogénea, la cual podemos probar y corregirle el sabor a nuestro gusto. Al acabar este paso guardamos nuestra salsa brava en un recipiente cerrado hasta la hora de servirla, mejor en la nevera. Con ella podemos preparar unas riquísimas patatas bravas por ejemplo, el plato más típico en el que se emplea esta salsa, aunque se puede utilizar en otras preparaciones diferentes.