Mayonesa

  • Salsa Tártara

  • Salsa Agridulce

  • Salsa Curry

  • Salsa Escabeche

  • Salsa Chandetroi


  • "Mayonesa"


    Mayonesa


    La mayonesa es sin duda una de las salsas más conocidas y empleadas en la cocina, y que además sirve de base a otras muchas salsas que se obtienen a partir de ella. Te detallamos como hacerla en casa de forma sencilla.

    Ingredientes:

    - 200 ml de aceite de oliva suave
    - Un huevo XL
    - Un par de cucharadas de zumo de limón
    - Un poco de sal



    Preparación:

    La mayonesa es una salsa que se emplea en multitud de platos, como acompañamiento de los mismos o como base de otras salsas que se forman a partir de la misma. Es una salsa originaria de la gastronomía española pero hoy en día se consume en todo el mundo, ya que podemos localizarla fácilmente en cualquier supermercado ya preparada y envasada, aunque su preparación es muy sencilla y merece la pena usar una mayonesa casera en nuestros platos para darle sabor. Vamos con su preparación detallada, no pierdas detalle y veras que fácil es prepararla en poco tiempo.

    La base de la salsa mayonesa se consigue haciendo emulsionar aceite y huevo, añadiendo un toque vinagre o zumo de limón para eliminar cualquier bacteria que pudiera haber en la mezcla, y un poco de sal. Eso en cuanto a una mayonesa básica, ya que después podemos emplear otro tipo de ingredientes con los que hacer recetas un tanto diferentes, como puede ser una mayonesa con ajo o una mayonesa verde, por ejemplo, pero en este caso nos ceñiremos a la receta tradicional, para que te animes a hacer la versión de toda la vida y la puedas emplear en tus platos más variados.

    A la hora de hacer la mayonesa casera hay que emplear un huevo que sea lo más fresco posible, que haya estado bien conservado en la nevera justo hasta el momento de emplearlo en la preparación. Nosotros os recomendamos lavar el huevo por fuera, ya que la cascara del mismo es una fuente de bacterias, o bien teniendo mucho cuidado que al cascarlo el interior del huevo no entre en contacto con la misma. En el vaso de la batidora que vayamos a utilizar la para mezcla, echamos el huevo y el aceite de oliva suave, una pizca de sal gruesa y el jugo de limón recién exprimido.



    Con todos los ingredientes ya en el vaso de la batidora, metemos la misma hasta colocarla en el fondo del vaso y empezamos a batirlo todo a la velocidad más baja que podamos. Lo haremos sin mover la batidora hasta que veamos que se va formando una emulsión de los ingredientes, emulsión que cuando empiece a tomar cuerpo vamos a empezar a subir y bajar levemente la batidora, para que la mezcla emulsione en su totalidad y adquiera la consistencia correcta.

    Probamos la mayonesa por si tenemos que corregirle el punto de sal y cuando la tengamos a nuestro gusto ya la podemos utilizar, aunque si no la necesitamos en ese momento la vamos a guardar en un recipiente bien limpio con tapadera, y lo llevamos a la nevera para que se conserve siempre en ambiente fresco, sobre todo si es verano. La que nos sobre tras su empleo, la podemos conservar en el frigorífico un día o dos como mucho, ya que el huevo no se conserva más tiempo y puede provocarnos salmonelosis. Y a disfrutar de esta estupenda mayonesa casera.