Salsa Oporto

  • Salsa Barbacoa

  • Salsa Roquefort

  • Mojo Picón

  • Salsa Chimichurri

  • Salsa de Champiñones


  • "Salsa Oporto"


    Salsa Oporto


    Aprende cómo se prepara de forma casera la tradicional salsa Oporto. Esta conocida salsa se utiliza para acompañar muchos platos diferentes de carne.

    Ingredientes:

    - 300 ml de caldo de pollo
    - 250 ml de vino Oporto
    - 75 gramos de mantequilla
    - Una cucharada de harina




    Preparación:

    La salsa Oporto es una salsa que se emplea como acompañamiento de todo tipo de carnes, sobre todo a la hora de cocinar carnes de aves, ya que resulta una salsa muy sabrosa que además no es nada difícil de preparar. También es una salsas muy utilizada para preparar carne de cerdo, sobre todo un buen solomillo al Oporto, un plato muy rico y sabroso. Una vez que vayamos a hacerla, empezaremos a preparar la salsa Oporto calentando en una cacerola de tamaño adecuado el caldo de pollo o de ave, el cual puedes hacerlo casero o bien utilizar uno comprado en el supermercado, que es más cómodo y requiere menos tiempo de preparación, pero has de comprar uno de buena calidad para que de buen sabor al plato.

    Ponemos a calentar el caldo a fuego suave, para que vaya tomando temperatura poco a poco, ya que no queremos calentarlo a mucha temperatura ni demasiado rápido. Cuando lleve unos minutos en el fuego y empiece a tener una buena temperatura, agregaremos una cucharada colmada de harina y removemos bien para mezclarla con el caldo, intentando que que no se formen grumos al integrarse los ingredientes. La harina puede ser harina de trigo, que es la que de forma más habitual solmemos tener en la cocina, o bien maicena, que es más fina que la anterior.

    Lo mejor es emplear unas varillas manuales, así quedará bien integrada y lo conseguiremos en poco tiempo y sin apenas esfuerzo. Después agregaremos la mantequilla, la cual trocearemos previamente para que se funda más fácilmente. Lo mejor es utilizar una mantequilla sin sal, y de nuevo con las varillas anteriores mezclaremos bien para que se funda y se mezcle con los demás ingredientes de forma homogénea. Ahora vamos a retirar la cacerola del fuego y vamos a agregar finalmente el vino Oporto a la misma, para acabar de preparar nuestra salsa.



    Removemos bien para dejar la salsa Oporto lista y la probamos para ver si es necesario corregir la cantidad de alguno de sus ingredientes para dejarla a nuestro gusto. Y tras esta última comprobación ya tendríamos lista para servir o cocinar con ella cualquier plato de carne que vayamos a preparar, siendo los más conocidos un buen solomillo de cerdo al Oporto o cualquier receta con carne de pato, carnes con las que esta salsa Oporto combina perfectamente, ya que los sabores de la carne y la salsa forman una mezcla deliciosa.