Salsa Gloucester

  • Salsa Barbacoa

  • Salsa Roquefort

  • Mojo Picón

  • Salsa Chimichurri

  • Salsa de Champiñones


  • "Salsa Gloucester"


    Salsa Gloucester


    La Salsa Gloucester es una salsa típica inglesa preparada a base de mayonesa y de la popular salsa inglesa. En esta receta te enseñamos a prepararla paso a paso de forma sencilla.

    Ingredientes:

    - 200 gramos de mayonesa
    - 40 gramos de crema agria
    - Una cucharada de salsa inglesa
    - Unas gotas de zumo de limón
    - Eneldo fresco
    - Sal




    Preparación:

    Para preparar esta salsa Gloucester vamos a emplear mayonesa como base de la misma, la cual podemos hacer casera o usar una comprada en el supermercado. Utiliza la que prefieras o la que mejor te venga en ese momento. Lo que debes tener en cuenta es el periodo de conservación de la salsa una vez hecha, que es mucho más corto si empleas una mayonesa casera, que como mucho nos durará en la nevera dos o tres días.

    Y empezamos a preparar ya nuestra salsa, para lo que echamos la cantidad indicada de mayonesa en un recipiente, y después le agregamos la crema agria, unas gotas de limón recién exprimido y una cucharada de salsa inglesa, también conocida como "salsa Perrins" o "salsa Worcestershire", y es una salsas que se usa para reforzar el sabor propio de muchos platos y de algunas salsas para acompañar otros platos. Es fácil encontrarla hoy en día en cualquier supermercado.

    Para acabar vamos a agregar un poco de eneldo fresco, la cantidad al gusto de cada uno, según quieras que tenga más o menos sabor a la mezcla. Una vez tenemos todos los ingredientes en el recipiente, vamos a mezclarlos todos lo mejor posible para obtener una mezcla homogénea y con todos ellos bien integrados. Con una cuchara o unas varillas se consigue fácilmente, pero si prefieres puedes emplear una batidora con varillas para mezclarlo todo bien.


    Una vez tenemos lista la salsa la probamos para corregirle el punto de sal y si es necesario le agregamos un poco más. La vertemos en un recipiente para servirla en caso de utilizarla en ese momento, o bien la guardamos en la nevera para conservarla en frio hasta que la vayamos a servir en la mesa, sobre todo si hemos empleado mayonesa casera en su preparación, ya que en ese caso nunca debe perder demasiado el frío. Y ya tenemos lista nuestra salsa Gloucester, que esperamos os guste.